Entrevista: Los mil días que cambian todo

Christophe Wadel, responsable del rubro nutrición temprana de Danone para la zona de Argentina, Chile, Colombia y Perú y gerente general de Nutricia-Bagó habla sobre la importancia de la nutrición temprana para el desarrollo de un ser humano y de los desafíos que enfrenta la Argentina para mejorar la alimentación y salud de los chicos en su primeros 1000 días de vida.

Socios, Perspectives  |   | Silvia Del Campo

Desde hace una década, Danone decidió enfocar sus líneas de negocios en la alimentación saludable. ¿Cómo se desempeña la categoría de nutrición temprana en esta estrategia global?

En Danone tenemos varios rubros. El más conocido y grande en tamaño es el de los productos lácteos frescos. En realidad, se ha renombrado recientemente esta división como Essential Dairy and plant-based products. En este rubro, Danone es el número uno en el mundo y en Argentina. Después están las aguas embotelladas con marcas como Villavicencio, Villa del Sur y Levité. Y otro rubro es el de la nutrición especializada, que incluye la nutrición infantil (que es para chicos de hasta 3 años) y la nutrición médica. Danone mantiene una coherencia en sus productos a nivel internacional porque su misión es aportar salud a través de la alimentación a la mayor cantidad de personas. Esto fue propuesto por Franck Riboud hace ya varios años y continúa siendo nuestro objetivo hoy en día, bajo la presidencia de Emmanuel Faber. Hubo una época en la que Danone era un consorcio de marcas que nada tenía que ver con lo que somos hoy. Con el tiempo, se decidió centrar todo en la salud. En 2007 compró Numico, sociedad holandesa de la que viene Nutricia. A partir de ese momento, siguiendo los cuatro polos de productos lecheros frescos, aguas embotelladas, nutrición infantil y nutrición médica, comenzamos a adentrarnos a pleno en la misión de aportar salud a la mayor cantidad de personas a través de la alimentación.

Los primeros tres años de alimentación son fundamentales para la formación del ser humano…

Los primeros 1000 días de una persona, desde la concepción hasta el segundo año de vida, son una ventana de oportunidad única, y la alimentación infantil juega un rol crucial en esta etapa. Es un período de la vida que requiere particular atención, porque en estos primeros días gracias a la alimentación, la estimulación y el entorno la salud futura se verá impactada. Es en estos primeros 1000 días de vida en que se formarán el cerebro, los órganos vitales y el sistema inmunológico. Una mala alimentación y hábitos pocos saludables pueden provocar daños irreversibles en los niños. Desde la concepción, se pueden tomar decisiones que impacten positivamente en la salud futura de un hijo.

El profesor neozelandés, Peter Gluckman, dice que si una sociedad quiere realmente invertir en su futuro debería ocuparse principalmente de tres temas: la dieta de la mujer embarazada, la dieta de la mujer que está amamantando y la dieta de un niño durante sus primeros años. Claro que hay que invertir en la investigación de medicamentos y curas a enfermedades, pero si comenzáramos por esos tres elementos esenciales construiríamos una sociedad de mejor salud a largo plazo. Entender eso es comprender que existe una gran responsabilidad si uno está en la industria de nutrición infantil.

¿Es importante entonces que las mujeres amamanten a sus hijos durante la primera etapa de vida?

La lactancia materna es el alimento ideal para el bebé y su crecimiento. La leche materna contiene todos los nutrientes indispensables para desarrollar a un bebé, es el alimento más perfecto que una madre puede dar a su hijo, con la temperatura adecuada, los nutrientes exactos, la disponibilidad continua y sin costo alguno. La OMS recomienda lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida. Es por eso que Danone apoya absolutamente la promoción de la lactancia materna. Y aunque puede sonar una declaración contradictoria… porque lógicamente si la madre amamanta no compra nuestra leche… Es así, y es la verdad, porque el tema no está ahí. Si queremos convencer a los padres de la importancia de la nutrición infantil debemos promover un estilo de vida sano, que innegablemente arranca por la lactancia materna. Un tiempo después, cuando la madre quiera o cuando ya no le quede otra opción, decidirá pasar a otras maneras de alimentar. Si está convencida de la importancia de los primeros mil días y de un estilo de vida saludable, elegirá un producto nutritivo adaptado para un hijo.

Desgraciadamente, hay muchos casos de introducciones precoces de alimentos que no están adaptados para chicos de apenas uno o dos años. En general, la comida para adultos contiene demasiada azúcar, sal y grasa en comparación a las necesidades nutricionales de los bebés. Es dramático pasar de la lactancia a la leche de vaca, gaseosas, papas fritas o galletitas azucaradas.

¿Cuáles son los productos que Danone comercializa en el rubro de la nutrición temprana?

Vendemos leche para bebés y para niños y también cereales. Además hay compotas de frutas –aunque representan un segmento pequeño. Los cereales están adaptados a las necesidades nutricionales del niño, lo cual no quiere decir que hay una ausencia total de azúcar, pero las cantidades tienen en cuenta eso, porque si se da cereales comunes a un pequeño, el problema no es sólo el tener azúcar -que es especialmente alta en América Latina- sino también los niveles de sodio. Es fundamental tomar conciencia de la importancia de los productos adaptados especialmente para las necesidades de los niños más pequeños. En Argentina el gran mercado es la leche. Bajo la marca Nutrilon tenemos toda una gama de leches de fórmulas que se venden en farmacias. Y luego las leches más clásicas de Nutricia que se venden también en los supermercados y que no necesariamente requieren una receta médica.

Trabajamos mucho con el médico pediatra, ya que tanto el código ético de comercialización de los sustitutos de leche materna como la ley argentina -que es incluso más estricta que el código internacional- indican que no se puedan realizar publicidades directamente al consumidor hasta los dos primeros años de vida. Así que la manera en que la madre aprende sobre la nutrición en general es a través del cuerpo médico, especialmente a través del pediatra del niño.

¿Por qué Danone está asociado en la Argentina con los laboratorios Bagó?

Nutricia Bagó es un joint venture, donde Bagó posee el 49% del capital y Danone Nutricia el 51%. Juan Pablo Bagó es Presidente del Consejo de Administración. Toda la gestión operativa la hacemos nosotros pero Bagó por supuesto tiene un papel importante porque deben validar la estrategia que se desarrolla para el mercado argentino. Para nosotros es muy importante el valor de Bagó, ya que es una empresa que tiene peso en el mercado argentino, es el segundo laboratorio farmacéutico y cuenta con un alto nivel de calidad. Además, es una empresa de larga trayectoria y credibilidad, lo cual impacta tanto en el profesional de la salud como en la madre.

¿Los productos se fabrican localmente?

La mayoría sí. Tenemos una fábrica llamada Kasdorf, que se encuentra en la zona norte de Buenos Aires. En el año 2015, la planta cumplió 100 años de presencia en Argentina. Kasdorf produce no sólo para Argentina sino que también exporta a América Latina, sólo se importan algunas especialidades, que se producen en su mayoría en los Países Bajos.

¿El mercado argentino tiene características especiales?

Argentina está entre los 10 primeros países para Danone. El año pasado el grupo tuvo una facturación de 22 mil millones de euros a nivel mundial, y el país representa aproximadamente el 5% de la facturación. Es uno de los mercados más desarrollados de América Latina en términos de consumo per cápita, pero tiene todavía un fuerte potencial de crecimiento, porque si se lo compara con los mercados europeos, por ejemplo, constituye la mitad de lo que ellos representan.

¿Piensa que las autoridades argentinas están poniendo en marcha planes para mejorar lo que es la salud y la nutrición?

Hay una ambición importante que se ha concentrado en el desarrollo de la primera infancia con numerosas aperturas de Centros de Primera Infancia a nivel nacional, provincial, y a nivel de la Capital Federal. Claramente, hay más énfasis en el desarrollo de la primera infancia. Afortunadamente, también se le da mucha importancia a la lactancia materna. Pensando en el futuro, sería ideal que hubiese un verdadero plan de nutrición y salud con directivas precisas sobre consejos nutricionales. Se nota que hay cada vez más conciencia sobre el hecho de que el desarrollo de la primera infancia es una inversión importante para el futuro de una nación. De todas maneras, todavía se encuentran muchas barreras -no específicamente a nivel de un gobierno, sino a nivel de la sociedad argentina, en particular muchas reproducciones de hábitos. Eso no solo implica a la industria o al gobierno, sino también a la sociedad misma. Danone por su parte tomó el compromiso de disminuir gradualmente la cantidad de azúcar – pero no solamente los alimentos de nutrición infantil, sino en casi todo su portfolio - hasta el año 2020. Sin embargo, esto implica también una concientización colectiva a nivel sociedad, porque si la gente añade una cucharada de azúcar en cada producto que consume porque siente que le falta sabor, luego las medidas tomadas no tendrían sentido.

¿Cómo Danone puede colaborar con las acciones emprendidas por el gobierno?

Ayudando en la lucha contra los malos hábitos alimenticios. Existe un estudio de Cesni realizado en el año 2016, que demuestra que en Argentina 4 de cada 10 niños se alimentan de forma incorrecta.Ante esta situación podemos hacer tomar diferentes medidas, por ejemplo, evitar que los bebés empiecen a tomar leche para adultos a partir de un año. No es que la leche de adultos sea mala... es excelente, pero no es adecuada para un niño de esta edad. ¿Por qué? Porque contiene demasiada proteína; no contiene hierro; no contiene suficientes vitaminas… La base de una leche para bebé se realiza con leche de vaca pero se eliminan los excedentes de proteínas, ya que demasiada proteína ayuda al sobrepeso del niño y aumenta el riesgo de obesidad en la vida adulta.

¿Danone apoya algunos programas sociales en particular?

Existe la Fundación Danone en Argentina y en distintas partes del mundo: contribuye a apoyar proyectos vinculados con la cultura corporativa, en los que se piensa en dos aspectos: el económico y también el social. En el caso de la nutrición infantil, no podemos trabajar en este rubro e ignorar que en nuestro país hay cientos de niños que no tienen la nutrición adecuada, ya sea porque están desnutridos o porque tienen sobrepeso. Son cuestiones que necesariamente nos interpelan. En la Argentina, existe un programa de Nutricia Bagó en colaboración con CESNI que apunta a educar sobre alimentación saludable a líderes comunitarios de zonas vulnerables. Además, a través de la marca Nutrilón y en trabajo conjunto con CONIN, apoyamos a la Fundación Franciscana “Pata Pila”, en la provincia de Salta. Recientemente, inauguramos el primer centro asistencial en Fortín Dragones con la presencia de representantes de la Fundación CONIN y con las autoridades provinciales. Las familias asisten al centro y un equipo interdisciplinario de nutricionistas, pediatras y asistentes sociales los atienden. También tenemos una camioneta que es una suerte de mini centro ambulante para ir al encuentro de las personas de los pueblitos de alrededor que no pueden concurrir a este centro. Y respecto al área de investigación, está el Instituto Danone del Cono Sur: se trata de una red mundial en 19 países, que promueven la investigación científica y la formación profesional en nutrición para mejorar la calidad de vida de las poblaciones locales. Entonces tenemos proyectos que están más asociados con la responsabilidad social, la solidaridad, la educación y el Instituto Danone que también está vinculado a estos mismos propósitos, pero desde un enfoque científico.

----

Christophe Wadel. Hace 26 años que trabaja en el mundo corporativo y más de 16 en la categoría de nutrición infantil. Primero comenzó en Francia con P&G y más adelante en PepsiCo, en el rubro de bebidas y snacks. Luego ingresó a Nutricia, en el momento en que era de Numico. Comenzó como gerente de ventas en Francia, luego pasó a director general en Suiza – en ese momento Danone adquiere Nutricia; fue director general en Bélgica; en Países Bajos; y desde hace tres años y medio, gerente general de Danone Early Life Nutricia, clúster que está formado por Argentina, Chile, Colombia y Perú; es también presidente de Kasdorf.

© 2018 CCI FRANCE ARGENTINE